Archivo de la etiqueta: persona

La familia crece; o los tiempos cambian

Shidoshi Esther Monreal – Enero de 2015

Formé parte de una promoción de cinturones negros; la primera con la que Pedro retomó esa costumbre, y la última formada íntegramente por sus alumnos propios, al menos hasta la fecha. Han venido otras después, ninguna ha sido igual a otra. Podría haberse ceñido a una estructura fija, a unas condiciones repetidas año tras año, e intentar acoplar a los alumnos a ese esquema inamovible. Pero no lo hizo. Ha probado fórmulas distintas, bien por curiosidad propia, bien por intentar conocer el grupo de personas que se le presentaba cada vez. Conocer el grupo… Está la persona como individuo, pero también el grupo como individuo: el conjunto de personas que se comportan como algo unitario, que tienen que encajar y funcionar en armonía, aunque provengan de orígenes dispares y tengan características distintas, si quieren conseguir un fin. Pero con una guía adecuada.

Podría ponerme “estupenda” diciendo que, ahora que está tan de moda la gestión empresarial, con los tipos de liderazgo descritos para ejecutar la dirección del proceso administrativo, el transacional y el transformador son los considerados más adecuados para una exitosa consecución de objetivos (¡¡Toma ya!! Perdonadme, la oposición hizo estragos en mí…)

Sin embargo, me sorprendió el hecho de reconocer en Pedro tales habilidades. Capaz de evaluar aisladamente a cada uno de nosotros, y también al grupo que formamos. Dispuesto a amoldarse a las circunstancias de cada cual, de cada dôjô, de cada mezcla resultante en los grupos de cinturón negro… De SU GENTE. Como líder, intenta estimularnos, motivarnos, a veces con más presión que otras… Es como un director de orquesta: gracias a él, tocamos maravillosas piezas musicales; pero, sin nosotros, sin su orquesta, él no tendría en quien volcar su trabajo.

La familia crece, aumenta, madura. Y los tiempos, las personas y los grupos cambian. A marchas forzadas, además. Es agradable comprobar que la adaptación consigue la supervivencia, porque siempre que un maestro observa estos cambios, los alumnos crecerán de manera óptima.