Archivo de la etiqueta: feeling

Mi primer feeling en Ninjutsu

Quizá comparta muchas cosas de las q voy a decir con mis compañeros, y quizá sea por eso por lo que entrenando con ellos me siento en familia.

Siempre he querido practicar artes marciales, pero nunca he encontrado el momento en el que apuntarme. Este verano di el gran paso y sí, me apunte a Ninjutsu.

Lo que más me sorprendió el primer día fue el compañerismo de los compis. Estaba claro. Yo tenía un concepto erróneo de las artes marciales.

Creía que el arte marcial en sí, consistía en ir, aprender, defenderte y ya, pero estaba totalmente equivocado, yo sabia que consistía como he dicho antes en la defensa utilizando el físico pero lo q no sabia y cada día voy descubriendo es el feeling de las técnicas, y que la mayoría de las veces la mejor defensa es la que trasmites y la que siente uno mismo, la que se trasmite espiritualmente y con el corazón.

Desde que llevo en Bujinkan he comprendido varias cosas, esto he de agradecérselo a la gente con la que entreno y a Tato mi maestro ya que todo lo que me enseñan lo intento aplicar día a día en mi vida.

Antes de acabar con esta especie de artículo me gustaría mencionar dos frases del libro de “EL NINJA MODERNO “ (de Hatsumi Sensei) que son: “ La esencia del Budo consiste en vencer claramente mediante su conocimiento pero sin luchar. El Ninjutsu es igual, si no estamos preparados en su esencia, si no conocemos su verdad, nunca podremos decir que hemos llegado a un conocimiento completo de dicho arte”. Y la segunda: “Todos cuando empezamos somos como un pequeño insecto, pero a pesar de ello hasta el más insignificante insecto si se agarra a la cola de un caballo puede recorrer cuatro mil millas”.

Os animo a que descubráis este arte marcial.

UN SALUDO.

Manuel Padilla Montoya (8º kyu), Yû Ryu – Tato Canoe Dojo


Caminando despacio

YÛ RYU ”Dragón Valeroso” (Yúgodan Bujinkan Dojo) – 5 de febrero de 2011

Desde el momento que uno despierta, intenta recordar un sueño, y eso hace que uno pierda las vivencias experimentadas durante el sueño, para fijarse en los detalles que se quedan marcados, eso, no solo es pasado, si no que además las sensaciones de placer, de gracia, de miedo, de frustración, al final son las que quedan y perdemos el espacio tiempo, no importa el tiempo que pase, que cuando uno reconoce un olor, un tacto, una voz o un gesto de alguien o de algo, uno vive de nuevo ese sueño, a veces incluso se plantea que eso lo a vivido antes. Y es capaz de dar detalles de lo ocurrido.

Yo a veces en clase me dirijo a mis chicos y les grito, “Que siga la magia” no es más que una forma de hacerles entender que deben seguir soñando.

Algún alumno duda sobre cómo será su reacción ante un ataque real, y se preocupa de garantizar que su técnica sea lo más correcta posible, y eso esta bien, pero no todo lo bien que debe ser, porque mi maestro siempre me enseño que el movimiento es lo más importante, como intentar recordar un sueño, donde los detalles desaparecen, para que surjan las sensaciones, y durante el conflicto sentir que ya lo has vivido dando todo tipo de detalles a lo ocurrido.

Shihan Pedro Zapatero mostrando una técnica en un seminario de Toledo - Julio de 2012Como si fuera una meditación a través del movimiento. Es complicado explicar como un estado mental de relajación se puede conseguir en el movimiento. Para mi es simple: a veces entramos en un trabajo de practica física donde cuando controlas relativamente el movimiento enseñado, en la repetición, encontramos una fluidez que nos permite no pensar en lo que hacemos. Y eso nos lleva a un estado muy importante, donde uno se vuelve lineal, casi opaco, con todo lo externo y nos conecta con las sensaciones de quien enseña en ese momento. Cuando veo a personas que vienen a entrenar y les observo, me doy cuenta de cómo pierden la concentración, y se dedican a comentarse con sus compañeros sobre como estuvo ayer viendo una película de cine, de que a quedado con tal o pascual para cenar. Son muchos los comentarios en vez de concentrarse en la practica. Esto tiene varios problemas, ya que interiormente no esta asumiendo la técnica “no sueña” y exteriormente puede causar hasta un accidente.

Mantener el equilibrio es fundamental en la practica ya que si solo nos concentramos, absorbemos una cantidad enorme de sensaciones que se pueden reconducir en algo negativo. Es como aguantarse por algo que te a sentado mal y de repente cuando alguien te pide la hora, estallas y le gritas pidiéndole que te deje en paz. Uno debe someterse al continuo esparcimiento de su energía a través de la risa; uno debe reír cuando siente dolor y mas cuando se desprende de él. De esa forma somos personas más equilibradas.

Solo pediros que sigáis entrenando y que algún día encontréis el feeling de nuestro maestro Pedro Fleitas, que a través de su movimiento es capaz de transmitir un sueño del que uno no quiere despertar, ya que viene de otro sueño, el que transmite Hatsumi sensei, por como es y no solo por lo que hace.

El Shihan Pedro Zapatero mostrando una técnica en el Taikai Hispano Argentino - Noviembre 2011