Archivo de la etiqueta: bujinkan

Seminario Bujinkan Gijón ¿Tú dónde quieres estar?

Shidoshi Javier Andrés (Bujinkan Yoruko Segovia Dojo) – Enero 2014

El seminario impartido por el Shihan Pedro Fleitas y organizado por mi hermano Carlos Vázquez en Gijón el sábado 18 de enero, fue magnífico y en él viví dos grandes momentos. Por supuesto que viví muchos otros buenos momentos pero hubo dos que me marcaron.

…medalla de la Bujinkan a mi maestro…

El estar cuando tu abuelo le entrega a tú padre, Pedro Zapatero, la medalla de la BUJINKAN es muy emocionante. El hecho de ver el reconocimiento a tu maestro por su labor por la BUJINKAN del Dr. Massaki Hatsumi, no hay palabras para describirlo.

Ver el rostro de mis hermanos con los que tuve la oportunidad de estar en ese “momentazo”, a mi lado Javier Guerrero y Carlos de Alfonso, su expresión de felicidad y que a alguno casi se le escapen las lágrimas como a mí. En fin, no hay situación, ni lugar donde en ese momento quisiera estar sino junto a mi maestro para compartir tal felicidad.

Gracias Teacher por compartir tantas cosas con nosotros y sacrificar otras muchas cosas…

…Sakki Test a mi hijo, Rubén…

El segundo gran momento llegó cuando mi maestro presenta y nombra a mi hijo Rubén Maroto y mi abuelo Pedro Fleitas le realiza el Sakki Test (Godan Test). Rubén, nervioso pero con confianza, se sitúa en seiza junto a otros cuatro, entre ellos mi hermano Carlos Vázquez organizador del Seminario en Gijón; los cinco elementos pasaron el Sakki. Para mí fue algo muy importante, ver como mi pequeño se ha ido haciendo mayor y convirtiéndose en padre.

Gracias “Maro” por ese momento de emoción y otros muchos que compartimos.

…Tienes dos opciones, o lo ves, o te lo cuentan, ¿Tú dónde quieres estar?…

Muy feliz de poder haber estado allí y haber tenido esas vivencias.

Como dijo mi teacher hace unos días: – “Tienes dos opciones, o lo ves, o te lo cuentan, ¿Tú dónde quieres estar?“-.

Creo que no hace falta que diga mi respuesta.

Entrega de la medalla de honor de Bujinkan a Pedro Zapatero y el nuevo Shidoshi Ruben Maroto


Un día encontré algo diferente: El budo

Jonatan en Uma Ryu, junto a la armadura samuraiLa verdad, no sé cómo empezar. Como de costumbre, da igual que sea lunes, que jueves, que sábado, que después de entrenar noto esa sensación de vacío. Esa sensación que sientes, como si el pecho se te encogiera y notaras que algo falta. Algo tienes ahí dentro que no logras sacar. Pasan las horas, los días y hasta que no vuelves a entrenar no lo consigues sacar. Pero da igual, porque acaba el entrenamiento y me vuelve a pasar. Mi mente me pide más y a pesar de los moratones y dolores que tengo en el cuerpo me piden que no pare y que siga, que avance, que sienta, pero a la vez me piden que relaje y recapacite. Recapacito y no puedo sentir otra cosa que no sea más que fascinación ¡¡SI!! Me encanta el Budo. Me llena de vida, porque mi vida siento que es Budo.

Jonatan aprendiendo a atarse el cinturón de karate cuando era un niñoLlevo practicando artes marciales desde que tenía uso de razón (4 añitos), haciendo karate. Como cualquier niño iba porque era un deporte y una clase extraescolar para que mis padres, supongo yo (jejeje), tuvieran algo de tranquilidad, ya que era un pequeño trasto. Y bueno, yo me acuerdo que le preguntaba siempre a mi padre: – ¿Por qué artes marciales papá? Yo quiero hacer futbol como todos mis amigos –. Él me respondía con una gran sonrisa: – Sé que ahora no te gusta, sé que deseas el futbol. Pero eres un niño diferente. Eres un niño que disfruta viendo las películas de artes marciales e intentas imitarlas en vez de ponerte a ver un partido de futbol –. Y yo para mis adentros pensaba – Es que el futbol es muy aburrido verlo y las películas de artes marciales están muyyy chulas –. Yo me iba enfadado, y casi siempre llorando de impotencia. Pero yo no entendía, yo seguía y seguía haciendo karate porque mi padre quería que me defendiera por y para el día de mañana. Para que me ayudara y protegiera. Pero a mí seguía sin gustarme.

Jonatan atándose el cinturón de karate cuando era un niñoEs curioso, con el tiempo comprendí que no era el arte marcial en sí lo que no me gustaba, sino la forma de enseñar que tenía mi profesor. Quizás me hacía infravalorarme demasiado. Me hacía sentir inferior en el gimnasio y yo, sin quererlo, iba de superior en la escuela, en la cual tenía siempre muchos problemas.

Con los años, esa escuela cerró y un día pasé por un gimnasio donde vi hacer karate nuevamente, me llamó mucho la atención ese respeto, esa disciplina y a la vez armonía que se respiraba en el ambiente. Empecé a buscar y buscar. Y un día, señores, encontré algo diferente a todo lo demás. Algo que me llamó la atención mucho más que un Ferrari aparcado al lado de la puerta de mi casa con lacito de cumpleaños y una carta que dijera “para ti”. Sentí una curiosidad tan sumamente grande que decidí apuntarme. Desde aquel día hasta hoy el Budo Taijutsu (Ninjutsu) es mi vida, es mi sueño, es mi felicidad de cada día. Es esa sensación de vacío y malestar cuando acabo de entrenar hasta que empiezo nuevamente que da igual que tenga problemas ajenos, que esté triste, que me vaya mal en muchas cosas, porque el Budo me ha hecho darme cuenta que la vida siempre hay que tomarla con una gran sonrisa. Da igual que haya dolor, malestar o tristeza, porque si todos tus problemas los tomas con una sonrisa se convierten en experiencias que con el tiempo te sirven para madurar.

Jonatan en Uma Ryu, junto al kamiza

Sin más que escribir, y con aun mucho que contar, se despide humildemente una persona que se siente viva y que simplemente se queda con eso, que ya es bastante.

Un abrazo muy grande de un servidor a todos los integrantes de Uma Ryu Dojo. Gracias a vosotros vuelvo a sentir, es decir, vuelvo a “VIVIR”.

Jonatan Mora


Bujinkan, en el Japan Weekend

Bujinkan - Japan Weekend: en el scenario
Quiero agradecer todos los compañeros que me han ayudado con esta exhibición en “Chibi Japan Weekend, 2014”. Mi buyu Tato me ha pedido que plasmara mi feeling…

Bujinkan - Japan Weekend: en el scenarioBueno, mi sensación es que cuando se lleva tiempo entrenando con tus compañeros se nota el sentimiento, o más bien el sentido de taihenjutsu. Porque aunque prepares algo que hacer, solamente con transmitir la idea, no hace falta mucho más. Todo el mundo se mueve, y ahí está surgiendo de manera natural, gracias a la esencia que ya hay en todos nosotros.

Bujinkan - Japan Weekend: en el scenarioComo decía una vez mi Maestro Pedro Zapatero, aunque ahora alguno dejaramos de entrenar y tuviéramos  que moveros en una determinada situación, nos moveríamos de manera natural; ya tendríamos parte de taihejutsu en nosotros, por lo que se nota el trabajo de nuestro Maestro.

Bujinkan - Japan Weekend: en el scenarioResulta un placer rodearse de esta calidad humana de compañeros, donde en un momento se establece una piña, técnica y humana; un círculo completo, para un fin común: dar a conocer el taijutsu de Hatsumi Sesei, a través de nuestro Maestro Pedro Zapatero.

Simplificando. Entrenando todo aparece.

Gracias Maestro. Y a todos los compañeros que estuvimos allí, y a los que no, también, ya que a todos nos gustaría estar en todas las situaciones: en los vientos marciales.

Shidoshi Francisco Rodríguez


Bujinkan y el proyecto Tsunami

El proyecto Tsunami nace con la finalidad de dar a conocer nuestro arte marcial: Bujinkan Budo Taijutsu.

Para ello, se ha generado un documento resumen, que ilustra qué es la Bujinkan, cuál es el sistema, en que se bása, cómo se entrena, de dónde viene y quién es su creador. Además, se completa con un resumen sobre nuestro dojo Uma Ryu:

  • ¿Qué es el Bujinkan Budô Taijutsu?
  • ¿Cómo se entrena el Budô Taijutsu?
  • ¿Cómo es una clase de Budô Taijutsu?
  • ¿Quién es Maasaki Hatsumi?
  • Bujinkan, marca registrada.
  • Uma Ryû Dôjô.
  • Eventos de Uma Ryû Dôjô 2012, 2013 y 2014.

Puedes descargarte el dosier del Proyecto Tsunami. Bujinkan Uma Ryu Dojo.


Mi primer feeling en Ninjutsu

Quizá comparta muchas cosas de las q voy a decir con mis compañeros, y quizá sea por eso por lo que entrenando con ellos me siento en familia.

Siempre he querido practicar artes marciales, pero nunca he encontrado el momento en el que apuntarme. Este verano di el gran paso y sí, me apunte a Ninjutsu.

Lo que más me sorprendió el primer día fue el compañerismo de los compis. Estaba claro. Yo tenía un concepto erróneo de las artes marciales.

Creía que el arte marcial en sí, consistía en ir, aprender, defenderte y ya, pero estaba totalmente equivocado, yo sabia que consistía como he dicho antes en la defensa utilizando el físico pero lo q no sabia y cada día voy descubriendo es el feeling de las técnicas, y que la mayoría de las veces la mejor defensa es la que trasmites y la que siente uno mismo, la que se trasmite espiritualmente y con el corazón.

Desde que llevo en Bujinkan he comprendido varias cosas, esto he de agradecérselo a la gente con la que entreno y a Tato mi maestro ya que todo lo que me enseñan lo intento aplicar día a día en mi vida.

Antes de acabar con esta especie de artículo me gustaría mencionar dos frases del libro de “EL NINJA MODERNO “ (de Hatsumi Sensei) que son: “ La esencia del Budo consiste en vencer claramente mediante su conocimiento pero sin luchar. El Ninjutsu es igual, si no estamos preparados en su esencia, si no conocemos su verdad, nunca podremos decir que hemos llegado a un conocimiento completo de dicho arte”. Y la segunda: “Todos cuando empezamos somos como un pequeño insecto, pero a pesar de ello hasta el más insignificante insecto si se agarra a la cola de un caballo puede recorrer cuatro mil millas”.

Os animo a que descubráis este arte marcial.

UN SALUDO.

Manuel Padilla Montoya (8º kyu), Yû Ryu – Tato Canoe Dojo