Archivo de la categoría: Instructores Uma Ryu

Mayoría de edad

Shidoshi Alberto Fuertes – septiembre 2012

Alberto FuertesCuan lejos nos parece cuando somos pequeños el llegar a cumplir los 18 para poder entrar a las discotecas… Una vana ilusión, ya que cuando llegamos a cumplir los 18 nos damos cuenta de cuantas cosas dejamos atrás para entrar en el mundo de los “mayores”.

Hace 18 años entre con mi madre en el gimnasio de un amigo de ella para que ocupara las horas libres que tenia. Al preguntarme la secretaria que horas quería ocupar me comento que solo había Ninjutsu a esa hora. Ingenuo de mi le pregunte que era eso, a lo que ella respondió “No lo se, empezó la semana pasada” con lo cual al día siguiente me presente a la hora que me indicó.

Conocí a Pedro que lo primero que recuerdo de él es su sonrisa y el “no me llames Profe” ya que cuando me dirigía a él así le llamaba al principio. Me enseñó a caminar como se enseña a un niño pequeño en este arduo camino del Budo, pero también me dejó (y me deja) pegarme los batacazos que me corresponde echándome la bronca cuando así me la he ganado.

Muchas veces caemos y nos levantaremos en este camino. Y con una sonrisa siempre, ya que habrá gente que se caiga y se levante a nuestro lado. En los momentos en los que no podamos levantarnos solos seguro que alguien nos ayuda.

A lo largo de mi carrera de budoka muchas veces he oído a la gente “llorar” por no poder entrenar por una lesión, por el trabajo, por la pareja… Si, es difícil, pero si no entrenas lo poco que puedes, es cuando lo dejarás. Si solo entrenas un día a la semana o al mes, atesóralo como lo que es: un regalo que puedes mostrar a los demás.

Por suerte o por desgracia, son una persona con varias enfermedades mas bien crónicas (si de la cabeza también, lo se) pero sigo subiendo a entrenar. Si me preguntas el motivo te diré que no se por qué lo hago, pero que si no lo hago me faltaría algo.

Son 18 años de carrera los que llevo en el Budo y espero que sean unos pocos más. No tengo ni meta ni prisa. Solo quiero seguir en este camino porque es lo que siempre me ha dicho mi maestro: perseverancia, entrenamiento, sudor y sobre todo risas.

Haciendo un balance de estos años puedo decir (o eso creo) que aun tengo mucha guerra que dar y que aun con 18 años soy un crío al que se le puede enseñar jijijijijij.

Gracias a todos los que estuvieron, están y estarán en este camino que aun continua.

Trabajo de martillo

Recreación del Shidoshi Alberto Fuertes en el embu realizado en el Canoe en abril de 2011.


Un día muy especial

Shidoshi Javier Guerrero (Uma Ryu Dojo) – Junio 2012

El 19 de junio 2012, tuvo lugar una exhibición de final de curso del club donde siempre he practicado judo a las 7 de la tarde. A las 4 de la tarde, ese mismo día, estuve en el tanatorio de San Isidro despidiendo a mi buen amigo Edu.

…me sentía triste…

Todo estaba preparado para el Embu, solo faltaba que llegara mi buyu Tato, salíamos los primeros y solo faltaba media hora, me sentía triste y con poca gana de hacer nada, y encima nervioso por que veía q se echaba el tiempo encima. Tato y yo no habíamos hablado nada de lo que íbamos ha hacer.

…llegó Tato con su sonrisa…

Por fin llegó Tato con su sonrisa, y rápido empezamos a colocarnos las armaduras con ayuda de su alumno Nacho, mientras hablábamos de lo que íbamos a hacer. Seguía nervioso no sabia como iba a salir la cosa, y Tato dijo entonces “lo que salga improvisado, de manera natural”, las mismas palabras que Pedro me dijo el día anterior.

Con las armaduras en seiza

…me vino a la cabeza mi amigo…

Entré en el tatami, y enfrente estaba Tato con la maravillosa armadura de Nacho. La gente alucinaba. Creo que ni aplaudieron. Alguno de los más pequeños hasta se asustó. En ese momento me vino a la cabeza mi amigo al que horas antes había despedido. Mire a Tato y nos arrodillamos en seiza para saludarnos, y entonces pensé en el espectacular guerrero que tenía delante y todo el mundo veía por fuera, pero solo yo sabía que lo era aun más por dentro. Y supe que todo iba a salir bien. Todo se borro de mi cabeza. Sentí un abandono total. Fueron segundos pero era como si nada existiera, cero pensamiento, solo quería entrenar con mi buyu de tantos años como un día mas en el dojo, sin dar importancia a nada de lo demás.

Realizando técnicas con armadura, con el kabuto puestoRealizando técncias con la armaduraRealizando proyecciones con la armadura

Nada es permanente, por eso todos los días son especiales.

Feliz vida…

Con las armaduras puestas

Algunos espectadores hicieron vídeos de la exhibición. Aquí os enlazamos uno de ellos:


Un taller por el que dar las gracias

Shidoshi Ho Juanmi
Kamiza del dojo de Juanmi

…se me erizaban los pelos al verlo completo…

No era un sábado más. No era una clase más. Desde por la mañana, Óscar (Gimnasio Taeguk) nos abrió las puertas para que pudiéramos organizarlo todo para que aquellos/as que llegaran por la tarde percibieran en la medida de lo posible la esencia del Budo de Hatsumi Sensei que nuestro Maestro Pedro me transmite con tanto cariño. Con la inestimable ayuda de Esther Monreal, colocamos el Kamiza (he de reconocer que se me erizaban los pelos al verlo “completo”.).

…la clase de nuevo fue un éxito…

Fue un día ajetreado en el que siempre conté con el gran apoyo de mis Buyus Marta Leandro, Esther Monreal y Paloma Gómez. A medida que iba llegando el momento de la clase me encontraba nervioso, inquieto y con una sensación extraña en mi interior. No sabía si vendría mucha gente, si vendría poca o si no vendría nadie. Fallaron muchas de las chicas que dijeron que vendrían pero, sinceramente, el hecho de ver a mis compañeros/as que llegaban para apoyarnos en un día como este hizo que todo mereciera la pena. Finalmente fueron bastantes chicas y la clase de nuevo fue un éxito gracias, por supuesto, al esfuerzo de mis compañeras que compartieron con nosotros un rato agradable y distendido de entrenamiento.

Juanmi realizando una técnica a los asistentes

…las asistentes disfrutaron…

En las caras de las chicas asistentes se podían ver gestos de “¡¡Huy!! ¡¡Cómo tiene que doler!!”, de “¡¡hala!! ¿¿Cómo ha hecho eso??” y algún otro que se me escapa. Pero si hay un ‘feeling’ general a resaltar de aquel día era el de un ambiente relajado y alegre en el que todas las asistentes, como mínimo, disfrutaron del entrenamiento tanto como nosotros. 

…agradezco a nuestro Maestro Pedro…

No pasa un solo día en el que no agradezca a nuestro Maestro Pedro todo lo que comparte con nosotros y la oportunidad que nos brinda al poder compartirlo con los demás. Creo que Pedro nos muestra el verdadero significado del Budo de Hatsumi Sensei. Y eso es, en definitiva, lo que en cada clase tratamos de mostrar.

¡GRACIAS PEDRO! ¡¡GRACIAS, CHICAS, POR VUESTRO APOYO!! ¡¡GRACIAS A TODOS LOS ASISTENTES!! ¡¡HASTA LA PRÓXIMA!!

Juami realizando una técnica con paraguas


Bujinkan Bushin Dojo

Shidoshi Ho Juanjo (Abril 2012)

Clase de innaguración del dojo de ToledoBueno, como ya sabeis, y si no os lo cuento yo, en el último viaje de Pedro a Japón me trajo un pergamino pintado por Hatsumi con el kanji del que será el nombre de mi Dojo, algo que tenía pendiente.

Cuando empecé a entrenar Ninjutsu, corría el año 1995 en Valladolid, nunca imaginé que llegaría al nivel de cinturón negro, ni nada por el estilo. Pasados unos años y ya en Segovia, entrenando codo con codo con Lete, Oscar y otros, nunca dejé de entrenar por entrenar y poco a poco he ido recorriendo el camino del guerrero, desde el corazón del guerrero que todos llevamos dentro.

Un día, en el años 2003, me animaron a empezar a dar clases, y empecé otro camino que es en el que me encuentro, de aprendizaje y entendimiento de comceptos esenciales. Ahora solo quiero compartir lo poco que conozco y aprender lo mucho que me ofrece mi maestro y todos vosotros.

No me enrollo mas, el viernes día 13 de abril quiero inagurar OFICIALMENTE el nombre de mi dojo, para mí un hecho muy importante, y lo quiero compartir con vosotros, y que mejor manera que con un buen entrenamiento aquí en Toledo, en el dojo, luego los que podaís lo celebramos con unas cañitas y punto.

La clase es abierta y la da Pedro Zapatero, será de 20:30 a 22:30 horas.

Comprendo de antemano que alguno de vosotros no podréis asistir, cada uno por sus propios motivos. No importa. Os lo agradezco de igual forma; el apoyo moral lo siento día a día, es lo más importante. Sólo os pido que si podéis me confirméis la asistencia, por hacerme una ida de los que vamos a ser.

Gracias, nos vemos

JUANJO — 652 80 55 06

Bujinkan Bushin Dojo (El corazón del guerrero)