Un día encontré algo diferente: El budo

Jonatan en Uma Ryu, junto a la armadura samuraiLa verdad, no sé cómo empezar. Como de costumbre, da igual que sea lunes, que jueves, que sábado, que después de entrenar noto esa sensación de vacío. Esa sensación que sientes, como si el pecho se te encogiera y notaras que algo falta. Algo tienes ahí dentro que no logras sacar. Pasan las horas, los días y hasta que no vuelves a entrenar no lo consigues sacar. Pero da igual, porque acaba el entrenamiento y me vuelve a pasar. Mi mente me pide más y a pesar de los moratones y dolores que tengo en el cuerpo me piden que no pare y que siga, que avance, que sienta, pero a la vez me piden que relaje y recapacite. Recapacito y no puedo sentir otra cosa que no sea más que fascinación ¡¡SI!! Me encanta el Budo. Me llena de vida, porque mi vida siento que es Budo.

Jonatan aprendiendo a atarse el cinturón de karate cuando era un niñoLlevo practicando artes marciales desde que tenía uso de razón (4 añitos), haciendo karate. Como cualquier niño iba porque era un deporte y una clase extraescolar para que mis padres, supongo yo (jejeje), tuvieran algo de tranquilidad, ya que era un pequeño trasto. Y bueno, yo me acuerdo que le preguntaba siempre a mi padre: – ¿Por qué artes marciales papá? Yo quiero hacer futbol como todos mis amigos –. Él me respondía con una gran sonrisa: – Sé que ahora no te gusta, sé que deseas el futbol. Pero eres un niño diferente. Eres un niño que disfruta viendo las películas de artes marciales e intentas imitarlas en vez de ponerte a ver un partido de futbol –. Y yo para mis adentros pensaba – Es que el futbol es muy aburrido verlo y las películas de artes marciales están muyyy chulas –. Yo me iba enfadado, y casi siempre llorando de impotencia. Pero yo no entendía, yo seguía y seguía haciendo karate porque mi padre quería que me defendiera por y para el día de mañana. Para que me ayudara y protegiera. Pero a mí seguía sin gustarme.

Jonatan atándose el cinturón de karate cuando era un niñoEs curioso, con el tiempo comprendí que no era el arte marcial en sí lo que no me gustaba, sino la forma de enseñar que tenía mi profesor. Quizás me hacía infravalorarme demasiado. Me hacía sentir inferior en el gimnasio y yo, sin quererlo, iba de superior en la escuela, en la cual tenía siempre muchos problemas.

Con los años, esa escuela cerró y un día pasé por un gimnasio donde vi hacer karate nuevamente, me llamó mucho la atención ese respeto, esa disciplina y a la vez armonía que se respiraba en el ambiente. Empecé a buscar y buscar. Y un día, señores, encontré algo diferente a todo lo demás. Algo que me llamó la atención mucho más que un Ferrari aparcado al lado de la puerta de mi casa con lacito de cumpleaños y una carta que dijera “para ti”. Sentí una curiosidad tan sumamente grande que decidí apuntarme. Desde aquel día hasta hoy el Budo Taijutsu (Ninjutsu) es mi vida, es mi sueño, es mi felicidad de cada día. Es esa sensación de vacío y malestar cuando acabo de entrenar hasta que empiezo nuevamente que da igual que tenga problemas ajenos, que esté triste, que me vaya mal en muchas cosas, porque el Budo me ha hecho darme cuenta que la vida siempre hay que tomarla con una gran sonrisa. Da igual que haya dolor, malestar o tristeza, porque si todos tus problemas los tomas con una sonrisa se convierten en experiencias que con el tiempo te sirven para madurar.

Jonatan en Uma Ryu, junto al kamiza

Sin más que escribir, y con aun mucho que contar, se despide humildemente una persona que se siente viva y que simplemente se queda con eso, que ya es bastante.

Un abrazo muy grande de un servidor a todos los integrantes de Uma Ryu Dojo. Gracias a vosotros vuelvo a sentir, es decir, vuelvo a “VIVIR”.

Jonatan Mora


One response to “Un día encontré algo diferente: El budo

  • Francisco Rodriguez Martinez

    muy bonito,y es que es eso el budo es vida,y la vida hay que vivirla al máximo,y a eso te enseña el budo,felicidades,muy chulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: