El guerrero pacífico

Miguel Carrasco – 28/02/2011

Vivencias como tener la posibilidad de escribir este

Interesante artículo para la nueva web de nuesto dojo, sin

Santa idea de como empezarlo, son las cosas que me

Insuflan sentimiento de auténtica vida.

Titulado El guerrero pacífico, ya que evoca ese

Ánimo especial que percibo en conjunto, de todos los  

Entrenamientos con el Shihan Pedro Zapatero.

La verdad, que deseo un mundo en el que se respire la

Bondad, simpatia, claridad y  la alegría de

La que hacen gala mis profesores.

Obligadamente tengo que mencionar a un

Gigante, titulo que se puede aplicar

Desde un nuevo cinturon blanco, hasta

El más viajado buyu.

La ilusión de crear y creer

No debe tener fín.

Innestimable en mi enseñanza, viajes, futuro y corazón.

Notarlo en cada uno de mis profesores y compañeros, me enseña que

Juntos hacemos Budo, dejando de ser compañeros marciales para ser

Amigos, diferentes, pero con un solo corazón y una sola dirección.

Para que conozcais un poco al que está escribiendo esto, os pondré en

Antecedentes, más o menos llevaré un año en bujinkan.

Todo este tiempo há sido para mí, un paso de gigante

Además de cómo he dicho el poder compartir este sentimiento entre

Todos los buyus es señal de un brillante futuro.

Ahora , ya presentado, me centraré un poco más en el entrenamiento.

Como leve referencia al Taijutsu que ví en el entrenamiento, diré que empiezo a notar ya en un año, suavidad , precisión y detalles muy cuidados que antes no percibía. Ahora pienso que me puedo dar con un canto en los dientes si me logro mover como ellos algún día. Cada detalle nuevo que percibo , lo comparto mientras entreno con mis compañeros, compartiendo así esa técnica tan costosa y maravillosa que tienen mis maestros y que de alguna manera les será devuelta.

El guerrero pacífico es para mí Pedro Zapatero, ya tiene la peculiar caracteristica de ser capaz de dar palizas cariñosas, y es que aunque se embute en una armadura, siempre se deja fuera el corazón.

Los que conozcan a Pedro de más tiempo seguro que piensan como yo , es un guerrero auténtico, pero un guerrero que combate con el corazón.

Mi profesor Charly siempre me hablaba maravillas de Pedro Zapatero y de Pedro Fleitas, tanto que me resultaba increíble de creer.

Yo no creía que fuera para tanto hasta que los veo en acción, ahora sé que ni mil tormentas los detendrían, y es que cuando hay tormenta ellos se transforman en truenos y relámpagos.

El sábado fue un entrenamiento de muy alto nivel, pero en el que bajamos el centro de gravedad para compartir movientos que van pasando a ser parte de nosotros día a día.

El primer contanto que tuve con la Bujinkan , el primero que me hablo así pues de Hatsumi Sensei fue Javi Judo, que me comento que él debía practicar los movimientos básicos al menos 20 veces al día, me parecieron muchas veces, pero ahora me parecen pocas.

Ahora los hago muchas más ya que los he incorporado a mi vida, hago tai sabaki con la mirada si hace falta, me dijo mi profesor Charly que llega un momento que la persona que eres en el tatami y la que eres en tu vida diaria se funden para ser una.

Esto lo noto en Pedro Zapatero,  cuando se pone armadura se deja fuera el corazón y cuando no la lleva, sigue siendo un guerrero, entrenar con él es un lujo.

Ahora quiero hablar de sentimiento. Celebrar el Uma Ryu junto con tanta gente sorprendente es maravilloso, es un camino lleno de felicidad, hay tanto que festejar y tan poco tiempo que apenas nos queda tiempo para cambiar unas impresiones después del entrenamiento, celebramos nueva página web, creo que fueron 4 los cumpleaños que se festejaron, algunos compañeros y yo mismo fuimos subido de grado, me encantó estar en ese momento apoteósico , tan grandioso que es difícil de expresar con palabras. Ojalá conocer la bujinkan fuera asignatura en los colegios, si tienes oportunidad de conocer a gente tan maravillosa no te lo pienses dos veces, es un ejército invencible, como un ejército de fakires en la época medieval, no hay quien se la clave.

Espero que este texto os haya recordado levemente el entrenamiento y sobre todo ese carácter tan especial de los que son nuestros profesores marciales.

Nos vemos en el tatami, luchando como guerreros que somos, contra la vida aburrida y monótona, llenandola de color, maestría  y Alicientes, continuando nuestro camino, viviéndolo sin fin.

Domo arigato.

Miguel Carrasco


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: