Conexión

Ruebn Maroto (1º kyu) – Enero 2011

Hoy he sentido la necesidad de escribir estas líneas:

Desde que comencé mi práctica del Budo en Mayo de 2005, han ocurrido un sin fin de cosas, pero sin duda este año pasado 2010 quedará marcado en mi corazón.

Desde el día que conocí a mi Maestro Javier, mi vida ha ido dando un giro de 360 grados.

Shidoshi Javier Andrés realizando una luxación

Lo que comenzó siendo una experiencia nueva en un arte marcial, se ha ido convirtiendo poco a poco y casi sin percatarme en algo necesario y satisfactorio para mi vida.

…mi maestro venía desde un pueblo para darme clase a mi sólo…

Comencé entrenando gracias a que mi Maestro venía 2 días por semana desde un pueblo de Segovia a darme clases a mi solo, desinteresadamente y con el único fin de poder enseñarme algo. Creo que una de sus primeras impresiones cuando hablé con el la primera vez por teléfono, fue que no iba a durar ni siquiera 2 semanas…pero lo que son las cosas…ya llevo casi 6 años y estoy muy orgulloso de ello jeje.

Cuando conocí a mi Maestro, él estaba pasando por llamarlo de alguna forma, por una no muy buena racha, ya que Paco (el que fue su anterior Maestro), se estaba de alguna manera desvinculando del camino del Budo cada vez más, dedicándose más a dar otro tipo de actividades como el aerobic y eso le estaba afectando cada vez más.

…intentó entrenar con Pedro, pero se perdía por el camino…

En ocasiones, incluso antes de que yo empezara a entrenar, Javi intentó irse fuera de Segovia a entrenar con el Shihan Pedro Zapatero de Madrid, pero siempre acababa perdiéndose por el camino en la carretera y eso para él, creo que era como una batalla perdida más. Aun así, insistió y jamás dejó de luchar, hasta que por fin un día,si mal no recuerdo, en el año 2009, consiguió llegar hasta su Dojo por fin.

Shidoshi Javier Andrés recibiendo un diploma de grado DAN, de la mano del Shihan Pedro Zapatero

…empezó a entrenar con Pedro y algo cambió…

A partir de ese momento algo cambió, cada día que pasaba, cada día que iba a entrenar junto a Pedro a Madrid, venia a Segovia y cuando nos daba las clases aquí, siempre tenia un brillito especial en los ojos.

Poco a poco se fue volviendo a motivar cada vez más hasta que un día me llevó con él a entrenar a una clase que nos dio Pedro de Kukishinden en Madrid, el mismo día que vino también Pedro Fleitas a dar una clase a su Dojo por la tarde; lo recuerdo como si fuese ayer.

…todo el mundo se abrazaba…

Yo jamás había visto a tanta gente unida de esa forma tan especial, como si todos fuesen hermanos, todo el mundo se abrazaba al verse y allí fue cuando comprendí que lo que practicamos va más allá de un arte marcial, sino que también es una forma de vida!

Desde entonces, he asistido a todas las clases, cursos y seminarios que he podido.

Mi Maestro nos ha abierto un camino que estaba lleno de ramas para que podamos pasar. Yo continuaré cortando la maleza que vaya creciendo con el paso del tiempo para que mis compañeros de Segovia me sigan y de esa forma, esté el camino siempre despejado.

…ahora acudo a las clases de cinturón negro…

Actualmente, estoy asistiendo a las clases de cinturón negro impartidas por Pedro Zapatero en su Dojo de Villalbilla con mi buyu Armando y otros 4 buyus más de diferentes Dojos de la ciudad de Madrid (Dani, Gonzalo, Raquel y Tatín). Grande es el esfuerzo que realizamos cada semana y muchos los kilómetros recorridos, pero nada de esto es comparable con la satisfacción que me da compartir tantos buenos momentos con todos y cada uno de ellos.

Ruben y su maetro JaviNada de esto lo teníamos en Segovia antes; ahora gracias al esfuerzo y a la lucha continua de mi Maestro Javi, podemos seguir el camino que nos ha marcado.

Desde estas líneas quiero expresar la alegría que siento al tener un Maestro como él.

…es como mi segundo padre…

Para mi es un ejemplo a seguir de superación diaria, es más que un Maestro, es como mi segundo padre, pero sobre todo…es una bella persona con un enorme corazón!

He querido plasmar esto en papel para que nunca te olvides de todo lo que has hecho y estas haciendo por nosotros, pero sobre todo para que sepas que si algún día llegan tiempos malos o difíciles, siempre estaré a tu lado para tenderte la mano!

Estoy muy orgulloso de ti, sigue siempre así y nunca cambies Sensei.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: